¡Pásate al lado oscuro con estos 3 consejos para tus paredes!

Restaurante La Batea decorado con StonetackElegir el color para las paredes de tu hogar no sólo depende del estilo decorativo que buscas sino también de las sensaciones que quieras generar sobre los espacios. Por eso, las paredes oscuras son una apuesta ganadora para crear ambientes. ¿Sabes por qué? ¡Sigue leyendo!….

1. AUMENTA LA SENSACIÓN DE AMPLITUD

Una de las cualidades más interesantes de los colores oscuros es que ofrecen una sensación de profundidad a cualquier habitación de tu hogar. ¿Cómo lo hacen? Permiten que los objetos se vean más alejados, lo cual genera la impresión de tener mayor amplitud en la estancia.

Elige la pared más alejada de la puerta para conseguir el efecto con mayor intensidad. Coloca delante de una pared revestida con tonos oscuros algunos muebles en tonos claros como un sillón beige o una estantería blanca y verás “crecer” algunos metros tu salón o tu dormitorio. Es este último caso, te aconsejamos que la pared más oscura sea la que menos luz recibe como la que queda detrás del cabecero de la cama. De esta forma, se genera más sensación de amplitud aplicando la luz sobre las paredes más claras.

Si no te gustan las pinturas oscuras, hoy en día tienes en el mercado una enorme variedad de materiales para la decoración de paredes interiores que te ayudarán a crear una pared de tonos oscuros. La opción más ecológica y natural son los paneles de pizarra Stonetack®, los primero paneles autoadhesivos creados a partir de la reutilización de lajas de pizarra. Totalmente DIY, se pueden instalar en tres sencillos pasos: primero, se limpia la pared a cubrir, luego se retira el film protector del panel y se pega directamente en la pared presionando durante 5 segundos. Sus tonos oscuros crean efectos decorativos muy potentes, ayudando a generar la sensación de mayor espacio. Y lo mejor es que lo puedes hacer tú mismo y sin grandes obras.

2. CREA CONTRASTE Y DELIMITA ZONAS

Otra de las principales razones por las que se suele elegir un tono oscuro para las paredes es para crear contraste y delimitar zonas dentro de un mismo espacio. Sin duda, uno de los principales problemas a la hora de la decoración del hogar es la monotonía cromática. Utilizar tonos oscuros te permitirá huir de colores muy repetidos pero que no aportan personalidad a tu hogar.

El efecto conseguido es el contraste, por eso se suele usar para delimitar diferentes zonas dentro de una misma estancia. En el caso de un salón, podemos diferenciar la zona de comedor de la sala de estar con una pared de tonos oscuros que haga de transición entre los dos espacios.

3. JUEGA CON LA LUZ, UN EXTRA DE ELEGANCIA

Decorar paredes oscuras con StonetackUna forma interesante de plantear paredes oscuras es hacerlo teniendo en cuenta los puntos de luz que tengas en tu casa. Dirigir la iluminación hacia los elementos más claros de la estancia permitirá que las paredes oscuras jueguen su papel sin que la estancia parezca recargada. La luz difusa te ayudará a potenciar el efecto elegante y la amplitud de las paredes decoradas con tonos oscuros.

¿Buscas más inspiración para tu hogar? Sigue nuestro blog.

Comparte esta entrada